Imagina que tienes un amigo que hace pasteles realmente deliciosos. Pero hay un problema: no muchos de sus compañeros de clase conocen su talento para hacer pasteles. Entonces, decides ayudarlo para que todos en la escuela sepan lo buenos que son sus pasteles. 

Comienzas a hablar con todos tus compañeros de clase y maestros sobre lo buenos que son los pasteles de tu amigo. Organizas una pequeña fiesta de degustación de pasteles para que todos puedan probarlos. Haces una presentación en la asamblea de la escuela sobre cómo tu amigo hace sus pasteles y cuán deliciosos son. 

En este escenario, tú estás haciendo lo que las relaciones públicas hacen. Estás ayudando a que tu amigo (o un negocio, marca o profesional, en el mundo real) sea reconocido y apreciado por más personas. También estás intentando crear una imagen positiva para tu amigo, mostrando lo trabajador y talentoso que es. 

Así es como las relaciones públicas funcionan en el mundo real. Las empresas tienen profesionales de relaciones públicas que trabajan para construir una imagen positiva de la empresa, informar al público sobre lo que la empresa hace y manejar cualquier problema que pueda surgir y hacer que la empresa tenga una mala reputación. 

Es un poco como ser el portavoz y el protector de la buena reputación de un amigo, pero a gran escala y para empresas en lugar de solo personas.

Cómo se diferencian las relaciones públicas con el marketing y la publicidad

  • Relaciones Públicas: Como te expliqué antes, eres el encargado de las relaciones públicas de tu amigo. Ayudas a que todos en la escuela conozcan lo bueno que es tu amigo haciendo pasteles. También tratas de hacer que todos tengan una imagen positiva de tu amigo. No estás pidiendo directamente a la gente que compre los pasteles, solo estás tratando de hacer que les guste tu amigo y que valoren su trabajo.
  • Marketing: Ahora, imagina que, además de lo que ya estás haciendo, también comienzas a pensar en cómo podrías vender más pasteles. Tal vez te das cuenta de que los pasteles de chocolate son los más populares, así que sugieres que tu amigo haga más de esos. O notas que los viernes, cuando todos están emocionados por el fin de semana, se venden más pasteles, así que propones hacer ofertas especiales los viernes. Eso es lo que hace un encargado de marketing: intenta entender lo que la gente quiere y cuándo lo quieren, y luego usa esa información para ayudar a vender más productos.
  • Publicidad: Por último, decides hacer un cartel bonito para poner en el pasillo de la escuela, que muestra lo deliciosos que son los pasteles y anuncia que hay una oferta especial para los pasteles los viernes. Eso es publicidad. Es una forma de decirle a la gente de manera directa que compren los pasteles. 
Puede interesarte  Nuestra Participación en la Maratón Online de las RRPP con PRinsight Podcast

Entonces, para resumir, en las relaciones públicas trabajas para que a la gente le guste tu amigo y aprecie sus pasteles. En el marketing, estás intentando entender qué quieren las personas para vender más pasteles. Y en la publicidad, estás diciendo directamente a las personas que compren los pasteles.

Tal vez esta tabla te ayude a resumir las ideas anteriores:

Relaciones PúblicasMarketingPublicidad
ObjetivoCrear una imagen positiva y mantener una buena reputación y relación con el público.Entender lo que el público quiere y usar esa información para aumentar las ventas.Comunicar un mensaje de venta directamente al público.
Actividad (Del ejemplo)Hablar con los compañeros y maestros sobre los pasteles y organizar una fiesta de degustación.Observar qué pasteles son los más populares y sugerir hacer más de esos, y también hacer ofertas especiales los viernes.Producir un cartel bonito para poner en el pasillo de la escuela que muestra lo deliciosos que son los pasteles y anuncia que hay una oferta especial los viernes.
EnfoqueLas percepciones y las emociones de las personas sobre la empresa o la persona.Los comportamientos de compra del público y cómo se pueden influir para aumentar las ventas.La creación y difusión de un mensaje promocional directo.

Trabajo en equipo:

El mundo de las relaciones públicas, el marketing y la publicidad, aunque distintos en su enfoque y objetivos, convergen en un propósito común: establecer una conexión con el público y lograr un impacto. Usando el ejemplo de los pasteles, podemos comprender cómo estas disciplinas trabajan juntas para posicionar una marca, producto o individuo en la mente del consumidor. Es esencial que, ya sea que estés tratando de compartir los deliciosos pasteles de un amigo o presentar un producto innovador al mercado, sepas cómo y cuándo utilizar cada una de estas herramientas para lograr tus objetivos. Recordemos que, así como cada pastel tiene su propio sabor y textura, cada disciplina tiene su esencia y propósito.

Puede interesarte  Día del Pódcast: 10 motivos para considerarlo en tu estrategia de Relaciones Públicas

¿Te gustaría seguir conversando sobre cómo las Relaciones Públicas, el Marketing y la Publicidad pueden darle sabor a tu marca o negocio? ¡Déjame tus comentarios o contáctame directamente